• Maria Catalina Corredor Martinez

    Miembro
    abril 8, 2024 at 10:44 am

    FORO 1:

    Cordial saludo, estimadas y estimados participantes. Es un gusto para nosotras acompañarles en su proceso formativo. Nos presentamos, somos María Alejandra Aguilera y María Catalina Corredor orgullosamente abogadas al servicio del pueblo y estaremos acompañándoles en ésta apuesta formativa.

    Los foros buscan tener la posibilidad de dialogar y discutir respecto de un tema especifico a través de una pregunta orientadora.

    Para el presente foro les pedimos primero visualizar el siguiente video de Alejandra Guzmán:

    https://www.youtube.com/watch?v=bJ7WnZXi_Lk

    Posteriormente, les solicitamos contestar en este foro la pregunta: ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

    Muchas gracias, quedamos atentas a lo que puedan necesitar.

    • Milton Eduardo Bravo Espana

      Miembro
      abril 10, 2024 at 4:58 pm

      Muy buenas tardes para todos, en atención a que debemos referirnos en el foro a que ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?, desde mi lugar de trabajo el cual es una empresa de servicios públicos mixta del sector eléctrico, tenemos que en la parte administrativa y operativa la igualdad de los derechos laborales y de participación se cumplen satisfactoriamente, es así, que los cargos directivos existe una buena participación de las mujeres. A nivel del desarrollo de actividades operativas técnicas existe que únicamente se tienen hombre pero esto se debe a que en el mercado laboral no se tiene disponibilidad de mujeres sin que esto signifique una discriminación al momento de contratar. Resaltamos que cada vez los cargos directivos y profesionales son ocupados por mujeres donde tienen un gran protagonismo por su compromiso y sobre todo por la igualdad de los derechos que se proporcionan a todos y cada uno de los trabajadores independientemente de su genero, raza, religión etc..

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 3:52 pm

      Milton, muchas gracias por tu participación.

      Para agregar eso que tu mencionas se relaciona con el Objetivo 5 de los ODS que implica lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas donde se recuerda que la igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

    • Moisés Antonio Mejía Pinto

      Miembro
      abril 10, 2024 at 7:45 pm

      La división sexual del trabajo se manifiesta en la vida diaria de las personas de diversas formas, como por ejemplo en los roles tradicionales asignados a hombres y mujeres en el hogar y en el mercado laboral. Esta división puede influir en las decisiones de carrera, en la distribución de las responsabilidades domésticas, y en la percepción de las habilidades y capacidades de cada género en la sociedad. ¿Hay algo en particular sobre este tema que te interese discutir o explorar más a fondo?

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:40 pm

      Gracias Moises por tu aporte, para complementar lo que mencionas. Demasiadas mujeres quedan al margen de las oportunidades económicas, lo cual no solo es injusto, sino que perjudica el crecimiento y la resiliencia de todos. Sabemos que en los países donde la desigualdad de género es mayor, una reducción de la brecha en la participación de las mujeres en la fuerza laboral podría traducirse en un incremento medio del producto económico del 35%. Sin embargo, el progreso es lento y los shocks, como los desastres climáticos y sanitarios, los disturbios sociales y la guerra, continúan empeorando la desigualdad de género al afectar directamente la vida y el medio de subsistencia de las mujeres o al mantenerlas alejadas de la escuela y el trabajo.
      Sin embargo,
      existen soluciones bien probadas internacionales que pueden adoptarse como medidas macroeconómicas, donde se tengan en cuenta las cuestiones de género, tales como aumentar la inversión en el capital humano de las mujeres. Los beneficios que reporta brindar a las mujeres un acceso igualitario a los alimentos, los servicios de salud y la educación son especialmente importantes en las economías emergentes y en desarrollo.

  • Luz Angela Bayona Sarmiento

    Miembro
    abril 8, 2024 at 3:28 pm

    ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

    En mi trabajo tienen predilección por los hombres, en el lugar donde estoy se siente la división, la discriminación y el machismo

    • Rosa Elena Buelvas Leguia

      Miembro
      abril 10, 2024 at 8:38 pm

      la divicion sexual que se presentan en el trabajo de la industria es muy grande pero gracias a todos los conocimientos vamos avasando y lo grando estar en actividades que solo eran para hombres y hoy en dia estamos ocupando cargos como electricista,soldadoras,instrumentistas, mecanicas,andamieras,roserias y obra civil .

      Al igual pasa en los sindicatos hay pocas mujeres en las juntas y para nosotras las mujeres es muy dificil llegar pero lo vamos logrando poco a poco

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 3:54 pm

      Rosa, gracias por tus aportes. Para complementar, segun datos de la ONU las mujeres ganan un 23 % menos que los hombres en el mercado laboral mundial y dedican el triple de horas al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que los hombres. La violencia y la explotación sexuales, el reparto desigual del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado y la discriminación en los cargos públicos siguen suponiendo enormes obstáculos y por eso el reto y la invitación a seguir creando y manteniendo espacios donde podamos ser participes como las organizaciones sindicales.

  • Maria Catalina Corredor Martinez

    Miembro
    abril 9, 2024 at 10:37 am

    Luz, buen día. Gracias por tu participación

    Para complementar te comento que en materia laboral por cada hora trabajada, las mujeres reciben ingresos laborales que son en promedio 17 % inferiores a los de los hombres con la misma edad,educación, presencia de niños en sus hogares, condición de ruralidad y tipo de trabajo, según un informe de la OIT.

  • Maria Alejandra Castañeda Morales

    Miembro
    abril 9, 2024 at 8:08 pm

    Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?


    <b style=”background-color: var(–bb-content-background-color); font-family: inherit; font-size: inherit; color: var(–bb-body-text-color);”>Buenas noches,

    A pesar que se ha evolucionado un poco y las empresas han tratado de no excluir a las mujeres en los trabajos aún se visibiliza que falta mucho, por ejemplo en mi empresa ya tenemos linieras (mujeres haciendo trabajo que eran exclusivos de hombres), pero ha sido difícil para ellas porque los mismo compañeros tratan de minimizar su labor y las hacen ver que estorban y que se tienen que demorar porque son más lentas, mientras la empresa las tiene de modelo y presentando muy orgullosamente ese “gran logro de inclusión”, no está tratando de raíz los estereotipos, pues aún falta herramientas que eduquen, que cambie esa cultura discriminatoria, falta conciencia del momento en el que estamos donde todos y todas nos necesitamos para mejorar la convivencia, la equidad en las labores y la economía, somos parte fundamental de la reproducción y la producción en este ecosistema.

    Muchas gracias

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 3:58 pm

      Maria Alejandra muchas gracias por tus comentarios. Para complementar quisiera dejarte unos tips para contrarrestar los estereotipos de genero:

      El fenómeno de los estereotipos de género tiene que ser contrarrestado y combatido en múltiples frentes: en el idioma y el vocabulario, en las leyes y las prácticas, en la mentalidad de las personas, en los sistemas de justicia, en los medios de comunicación y en la educación, en las diversas organizaciones y autoridades públicas, en las empresas y con las mismas personas.

      Es necesario lograr un esfuerzo concertado para cambiar lo que un defensor de la igualdad de género, el Profesor Ling White de los Estados Unidos, ha llamado la cosmografía de la desigualdad entre los géneros. El Profesor White ha destacado que el “hábito del lenguaje implica que la personalidad es sobre todo un atributo masculino y que las mujeres son sub-humanas… sub-especies… los hombres son líderes y las mujeres son seguidoras, los hombres son productores y las mujeres consumidoras, los hombres son fuertes y las mujeres son débiles… ésta es una cosmografía que ha hecho a los hombres agresores y a la humanidad víctima.

      En el contexto de la familia, la comunidad, la sociedad y el nivel nacional e incluso global, tenemos que crear en entorno favorable, e instituciones y sistemas específicos, y es necesario tener defensores individuales y crear modelos.

      En el ámbito del país, las siguientes políticas y medidas pueden ser eficaces:

      • Adopción de medidas especiales temporarias, incluyendo las cuotas en los parlamentos y los partidos políticos, en el sistema judicial, en las agencias de mantenimiento del orden y en el sector ejecutivo y corporativo (aplicando los Principios de Empoderamiento de las Mujeres).
      • Representación correcta de las mujeres en los medios y de su rol proactivo como representantes en los medios que pueden cambiar las percepciones. Uso del poder y el alcance generalizado de los medios sociales y de las TIC.
      • Participación y liderazgo de las mujeres en los grupos religiosos y comunitarios basados en la fe, y en los sistemas jurídicos, que será esencial para propiciar una interpretación justa y sensible a los asuntos de género de los textos, y de las costumbres y normas religiosos y culturales.
      • Desarrollo riguroso y correctivo de los planes de estudio, dando educación desde la primera infancia a todos los niveles y para los niños y las niñas por igual, acompañado de campañas de educación para adultos. Creación de herramientas educativas especiales para todos los niveles, incluyendo el uso de la educación virtual.
      • Dar aliento a las mujeres y a las niñas para que entren en campos educativos y profesionales tradicionalmente dominados por los hombres como las fuerzas armadas, la aviación, las ciencias, la ingeniería, etc.
      • Promulgación de leyes que cambien la mentalidad, como las leyes contra la violencia doméstica y la violencia de género de todo tipo, incluyendo el acoso sexual en el lugar del trabajo y las violaciones. Las leyes deben tipificar esas actividades como delito y conseguir un nivel alto de condenas, y deberán cambiar la percepción de lo que significa la masculinidad y de lo que se permite y lo que no.
      • Promover el compartir las responsabilidades domésticas entre las mujeres y los hombres, por ejemplo en el cuidado de los hijos, de otros familiares, etc.
      • Promoción del derecho a la propiedad, incluyendo el derecho a la tierra y el control de los bienes financieros y económicos, el acceso al crédito y el apoyo al desarrollo empresarial.
      • Asignación de recursos adecuados para los programas dedicados a la eliminación de los estereotipos de género, por ejemplo a través de campañas de promoción y de concientización y del desarrollo de planes educativos.
      • Incentivos impositivos y de otra índole para mejorar la autonomía de las mujeres, incluyendo su participación en el sector privado, etc. Algunos ejemplos son Nepal en lo relativo a los derechos a la propiedad y Noruega en lo que respecta a la paridad entre los géneros en el empleo.
  • Maribel Bueno Ruiz

    Miembro
    abril 9, 2024 at 11:19 pm

    Con relacion a lo escuchado en el video pienso que si bien hoy en día las mujeres somos victimas de discriminación laboral, lo que indica el video es un poco exagerado cuando afirma que somos como la fuente de hasta la destrucción de la misma naturaleza porque todo empieza por el cuerpo femenino. Si estoy de acuerdo en que la discriminación es mucho mas arraigada si eres mujer, yo soy negra, me encanta el color de mi piel, pero este hermoso color y el hecho de ser mujer me ha puesto en desventaja cuando he participado en procesos estudiantiles y laborales.

    <font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”>Respondiendo directamente al pregunta, aunque personalmente en mi hogar las tareas son compartidas generalmente, siento que yo soy como la responsable de todo y los </font>demás<font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”> son como ayudantes que </font>actúan<font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”> como si me estuvieran haciendo favores.; veo claramente la diferencia entre la atención y cuidado de mi hija en lo relacionado con la organización de uniformes revisión de temas escolares, etc centrados en mi, solo cuando estoy operada y totalmente indispuesta como que me ayudan por unas semanas. </font>Así<font color=”rgba(0, 0, 0, 0)” face=”inherit”> pase el tiempo, nos actualicemos en todo, pienso que en el hogar en las tareas cotidianas, los hombres siempre se ven y se sienten como ayudantes. </font>

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:03 pm

      Hola Maribel, gracias por tu comentario. Para responder lo que mencionas, a veces no se trata de solo de repartir las tareas entre maridos y esposas, e hijos e hijas, sino de proporcionar oportunidades. Al hacerlo, ya sea mediante infraestructuras o valorando el trabajo que realizan las mujeres y las niñas, se libera parte de su tiempo para que puedan poner en marcha un negocio y construir su futuro lo que permite exaltar el lema de “Las mujeres, creadores de riqueza”
      Te invito a leer este articulo https://www.oxfam.org/es/las-mujeres-y-el-trabajo-de-cuidados-sin-tiempo-sin-oportunidades-sin-voz

  • Sol America Jaramillo Palacio

    Miembro
    abril 10, 2024 at 1:21 pm

    Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

    Su valor social y económico se traduce en relaciones de poder y de desigualdad, los estudios que se han realizado, se han enfocado tanto en sus causas como en sus consecuencias, se tiene entonces que los roles de las tareas tradicionales corresponden a la naturaleza biológica, según le corresponde a alguien por ser hombre o ser mujer se divide en trabajo productivo y trabajo reproductivo.

    Dada esta distribución social se le asigna a los hombres la responsabilidad de ser el proveedor de los recursos indispensables para la subsistencia, es decir el debe traer el sustento a la familia, salir a buscar trabajo a cambio de un salario.

    En cambio a la mujer se le ha asignado las labores de cuidado y de reproducción, saliendo desfavorecida tanto en su parte económica, social y personal, ya que estos trabajos de cuidado del hogar y de sus seres queridos no son remunerados ni por el Estado, ni por su familia llevándola a una des valorización del trabajo y convirtiéndolas en mujeres sumisas, desprotegidas, y en desventaja en muchos aspectos, sobretodo en su parte humana, como mujer, como ser sintiente, que tiene metas, proyectos personales y que debido a sus compromisos y responsabilidades tanto en la familia como en la sociedad no puede realizar porque ella pone de primero a su familia que a ella misma. Y si logra salir adelante y consigue un empleo tiene entonces una sobre carga laboral que la lleva a enfermarse, y a desgaste mental, fisco y psicológico, sumándole a esto que en muchas ocasiones que a la mujer se le paga menos que a un hombre que desempeñe el mismo cargo.

    Referencias bibliográficas:

    • Siles, J. y Solano, C. (2007). Estructuras sociales, división sexual del trabajo y enfoques metodológicos. La estructura familiar y la función socio-sanitaria de la mujer. Investigación y Educación en Enfermería, XXV(1): 67-73.
  • Lilia Rocío Martinez Duran

    Miembro
    abril 10, 2024 at 3:08 pm

    Cuando hablamos sobre división sexual del trabajo nos referimos al proceso mediante el que se han atribuido habilidades, competencias, valores y/o responsabilidades a una persona con base en sus características biológicas asociadas a uno u otro sexo. Esto se traduce en la división de las tareas que son fundamentales para la organización social, según lo que le corresponde a alguien por ser hombre o lo que le corresponde por ser mujer.

    En otras palabras, a la mujer se le reducido tradicionalmente a la capacidad biológica reproductiva, con lo que su principal actividad económica es la reproducción de la fuerza de trabajo, y así se ha encargado históricamente del cuidado. Y a los hombres se les ha comprendido en relación con la fuerza física, y con esto, se le asignan las labores relacionadas con el espacio público y la producción económica.

    Es así como a partir de esta división se generan y se transmiten una serie de creencias, normas y valores a partir de los cuales emergen los ideales de feminidad y masculinidad.

    Los estudios sobre la división sexual del trabajo nos han hecho posible analizar por qué las mujeres nos encontramos tradicionalmente vinculadas al espacio doméstico y por qué los hombres están más vinculados al espacio público, lo que a su vez configura una identidad femenina en relación a los valores del cuidado (hacia procurar el bienestar de los demás), y una identidad masculina relacionada con los valores de la provisión (el abastecimiento de los recursos necesarios para la subsistencia).

    En dicha división, las actividades del espacio doméstico han sido considerado más en términos de responsabilidad moral y biológica, con lo cual, no ha sido reconocido como un “trabajo formal” (como un trabajo remunerado). A diferencia de las actividades del espacio público relacionadas con la provisión, que son las que se reconocen en términos de productividad mercantil, con lo que tiene relación directa con el intercambio económico.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:05 pm

      Muchas gracias Rocio por tu aporte, para complementar lo que mencionas: En Colombia, las mujeres y las niñas siguen sufriendo de forma desproporcionada la pobreza, la discriminación y la explotación. La discriminación de género implica que a menudo las mujeres acaban desempeñando trabajos no seguros y mal pagados, y siguen siendo una pequeña minoría en puestos directivos. La discriminación también reduce el acceso a bienes económicos como la tierra y los préstamos y limita su participación en el diseño de políticas sociales y económicas. Otro aspecto a considerar es que el grueso de las tareas domésticas recae en las mujeres, por lo que suelen tener poco tiempo libre para aprovechar oportunidades económicas.

  • Yetcenia Montero uribe

    Miembro
    abril 10, 2024 at 3:35 pm

    ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?


    Viendo el video, es claro entender que por temas culturales, étnicos, es una constante la “división sexual del trabajo”, donde es una constante ver que hace parte del pensamiento y mas en nuestros ancestros que el hombre es la fuerza y el que provee, la mujer es la del cuidado del hogar y los hijo sin remuneración, sin ser valorado, como parte del ejercicio de la sociedad inicial que es el hogar. Tambien rescato y exalto, de la entrevista que aunque ella refiera en su discurso el “patriarcado”, demás paradigmas sociales, ella cree, exalta siempre la labor de la mujer, el solo hecho de ver con su vestuarios, su rasgos, y hablar con tal empoderamiento , es un gran logro, digno de exaltar, ya que no es fácil desaprender.

    igualmente, es claro que la división sexual del trabajo, ya esta cambiando, según condiciones de vida, pensamiento, empieza desde nuestros hogares.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:16 pm

      Yetcenia, gracias por tu aporte. Quisiera completar lo que mencionas indicando que empoderar a las mujeres para que participen plenamente en todos los sectores y a todos los niveles de una actividad económica resulta fundamental para construir economías fuertes, establecer sociedades más estables y justas, alcanzar los objetivos de desarrollo, sostenibilidad y derechos humanos, y mejorar la calidad de vida de las mujeres y de las sociedades en general.

  • Yulaines Yulisa Rios Tejeda

    Miembro
    abril 10, 2024 at 4:13 pm

    Aunque hemos avanzado en la inclusión en ciertos aspectos de nuestras vidas, aun queda por reconocer que las mujeres tienen la capacidad de desempeñar trabajos igual o incluso mejor que los hombres. Además de cumplir con responsabilidades múltiples que van desde la tarea del hogar hasta el trabajo remunerado y el cuidado de la familia. Sin embargo, estas labores no son valoradas adecuadamente y las condiciones laborales no están completamente adaptadas para nosotras.

    A menudo, nuestro esfuerzo no es reconocido, y nos vemos obligadas a cumplir con todas estas responsabilidades simultáneamente sin ser valoradas como heroínas, sino más bien percibidas como débiles si nos quejamos. Mientras que, en los hombres es más sencillo salir de casa, trabajar y regresar a un hogar ordenado, nosotras debemos pagar ayuda adicional si lo que deseamos es descansar; lo que da como consecuencias negativas en nuestro bienestar físico y mental al colocar las necesidades del entorno sobre las personales.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:18 pm

      Yulaines, muchas gracias por tu aporte. Para complementar, lo que mencionas se relaciona con que historicamente hemos sido las mujeres las encargadas de realizar la mayoría de los oficios domésticos, y las encargadas del cuidado de niños, ancianos y enfermos. Dicha asignación de labores tiene sustento en la tradición patriarcal liberal, que estableció una diferencia entre la esfera pública (ligada a lo masculino, con amplio reconocimiento social) y la esfera privada o doméstica, la menos visible, asignada a las mujeres.

      En este orden de ideas podríamos decir que el cuidado es una obligación que nos ha sido impuesta sobre la base de aquellos atributos naturales que supuestamente nos otorga la maternidad.

      Por eso, pensar en los trabajos de cuidado y lo que para nosotras implica es frustrante, pero también es un reto, y el reto está en involucrar cada vez más a los hombres en estas labores, en reasignar tareas dentro del hogar, en entender el cuidado como una responsabilidad de todos y para todos, en ver y visibilizar el cuidado como un trabajo, un trabajo fundamental que contribuye al desarrollo económico y social.

  • Maira Alejandra Guerrero Arevalo

    Miembro
    abril 10, 2024 at 4:24 pm

    Buenas Tardes.

    Con relación al tema, las mujeres llevamos sobre nuestros hombros una carga llamada responsabilidad obligatoria. Hace unos días , un compañero le pregunto a una psicóloga que exponía el tema de roles en la familia, el le pregunta que cual era el rol de la mujer? Yo quede un poco sorprendida y le respondí, ser ayuda idónea. A lo que el alego que, en su casa tenia ayuda domestica, porque su esposa también laboraba, pero que ella no tiene porque descuidar el hogar… Yo aun mas sorprendida y curiosa de que era lo que el quería decir, termino diciendo que el esta de acuerdo que su mujer trabaje, pero tiene que estar pendiente de las cosas del hogar, no puede descuidarlo, por ejemplo estar pendiente de que le cocinen bien, de que su ropa tenga el tratado requerido y como a el le gusta. Mejor dicho, que ella tenia que estar encima de la ayudante domestica, porque ella seria culpable de que le hicieran la comida que a el no le gusta, o que plancharan de forma incorrecta sus camisas. Yo respondo, usted esta en la casa, también puede estar pendiente y hacerle saber que desea comer. El quedo en silencio.

    El tema de inclusión de genero es de nunca acabar, se han logrado avances, pero siempre primara la indiferencia.

    Veo mujeres ascender a cargos importantes y me da mucho gusto. Pero luego descubro, que no fue precisamente por sus capacidades intelectuales, si no por abuso sexual. Es triste y lamentable, que muchas mujeres vivan ese tipo de violencia y lo callen, solo por mantener sus cargos. También se observa la discriminación en los reconocimientos laborales que hace la empresa, se puede confirmar estadísticamente que cuando llaman a reconocimientos, si participa una o dos mujeres es mucho. Yo pregunto, si esos 10 0 15 hombres nominados a reconocimientos hacen la misma tarea que nosotras las mujeres, porque tanta diferencia e indiferencia? Es un tema de nunca acabar. El siclo menstrual para todas las mujeres es algo diferente en sus síntomas, y en ocasiones los superiores cuestionan y dicen por eso a mi no me gusta tener mujeres en mi grupo de trabajo.

    Pero, lo importante es que se han logrado avances y la participación va en aumento, porque esas voces que se han levantado en contra del machismo y discriminación de genero nunca se cansaron.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:21 pm

      Muchas gracias Maria Alejandra, por tu valioso aporte y en especial por la reflexión final, respecto de cómo respondemos y cómo somos críticos de esas relaciones asimetrícas en nuestros entornos.

  • Lucelia del Rosario Bermudez Palacio

    Miembro
    abril 10, 2024 at 5:04 pm

    Por naturaleza humana fuimos creados hombre y mujer y con derechos iguales pero la sociedad se encarga en conjunto de unas malas prácticas para desde el hogar, hasta los mismos padres empiezan a hacer diferencias o tener preferencias por un hijo más que otro, luego vienen las escuelas donde las asignaturas de urbanidad, convivencia, etc no existe porque fueron consideradas de relleno y la geografía y las matemáticas no hacen buenas costumbres ni personas. De ahí ha seguido una serie de atropellos contra la mujer, incluso hijos maltratando madres, padres. Esposos asesinando a sus esposas porque quieren separarse, o sus hijos. Las leyes, convenios etc. son buenos pero su aplicación es mejor. Años tras años el patriarcado, la discriminación, las pocas oportunidades han sido bandera de diferentes capacitaciones, seminarios, pero en la actualidad tenemos muchas vivencias de casos horribles cometidos contra las mujeres, en vez de ir en un aprendizaje considero que esta brecha entre hombres y mujeres no solo es salarial, estructural, de espacio, educación sino que hasta los gobiernos dependiendo su concepción política no ayudan sino que acaban con las organizaciones feministas.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:24 pm

      Lucelia, muchas gracias por tu aporte. Coincido con lo que mencionas y es que vivimos momentos de cambios en los que las mujeres han demostrado que pueden y quieren tener acceso a todas las profesiones y que desean desarrollar todas sus capacidades, sin limitarse a asumir aquellos papeles que la sociedad patriarcal les ha asignado a lo largo de la historia, por eso deberíamos reflexionar sobre la necesidad de reformular el sistema de cuidados hacia una mayor corresponsabilidad. Y visibilizar a todas esas mujeres que sostienen la vida. Cuidar a quien nos cuida.

      Si queremos conseguir una igualdad real, debemos aportar por romper con los estereotipos que vinculan los cuidados con las mujeres. Para ello, un primer paso es apostar por la CORRESPONSABILIDAD, ya que esto es el reparto igualitario entre hombres y mujeres de las tareas domésticas y las responsabilidades familiares. Esto incluye la organización, el cuidado y la educación de las personas dependientes (mayores, niños y niñas) dentro del hogar.

  • Misael Alfonso Abril Ruiz

    Miembro
    abril 10, 2024 at 7:02 pm

    Cordial saludo a tod@s

    ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

    Para responder dicha pregunta presentada en este foro, la división sexual del trabajo lo han padecido las mujeres de mi familia y me refiero a mis abuelas, mi madre, tías y hermanas; quienes a lo largo de estos años han sido cuidadoras del hogar y entregadas de tiempo completo a las atenciones de esposo e hijos, lo cual no les permitió y no les ha permitido desarrollarse como profesionales porque prácticamente si ellas no atienden las necesidades de todos en el hogar se tiene la mala percepción de que todo llegara a un caos; al volvernos dependientes de ellas y al formalizar la explotación de su tiempo y cuidados sin recibir un reconocimiento justo por ello.

    A nivel laboral la empresa viene implementando políticas de igualdad de genero e inclusión para ir estrechando esas brechas en cuanto a cargos, numero de empleadas del genero femenino y salarios iguales en cada uno de los diferentes cargos. Cabe anotar que ciertas áreas operativas la oferta de profesionales mujeres es menor, por ese entonces si existe hombres que superan en términos de vinculación laboral.

    ¡Muchas gracias!

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:28 pm

      Misael, gracias por tu reflexión y resaltar el trabajo y la labor que las mujeres de tu familia han realizado. Como mencionaste, las mujeres cuidan, y en ocasiones cuidan para alargar la vida. Ese milagro a veces es tan invisible, que no se ve y este es uno de los motivos por los cuales los derechos de las mujeres se ven reducidos.

      El coste que asumen algunas mujeres es muy grande cuando hablamos de lo que afecta a la salud, a su calidad de vida, a la pérdida de oportunidades laborales y su desarrollo profesional, al impacto económico y a su disponibilidad de tiempo para sus relaciones sociales. Todo esto, se debería tener en cuenta a la hora de proponer políticas de apoyo, teniendo que reducir en un primer término todas estas desigualdades, anteriormente mencionadas.

  • PATRICIA ELENA GIRALDO RUDAS

    Miembro
    abril 10, 2024 at 7:48 pm

    Cordial saludo a tod@s

    ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

    De acuerdo al video; perspectiva se les asigna a los hombres el espacio público (trabajo productivo) y a las mujeres, el espacio privado (trabajo de reproducción). La asignación descrita es una construcción social, interiorizada a tal grado que se considera que los roles tradicionales corresponden, en realidad, a la naturaleza y capacidades de hombres y de mujeres; los roles entre hombres y mujeres tienen una distinta valoración social, la división sexual del trabajo se traduce en relaciones jerárquicas de poder y por lo tanto en desigualdad, el trabajo doméstico y de cuidados, asignado a las mujeres, ha carecido de reconocimiento y visibilidad, siendo además un trabajo no remunerado.

    La desvalorización del trabajo que suelen realizar las mujeres se desplaza al espacio público y al mercado laboral, ocupando los empleos más precarios y de inferior remuneración. Aun incorporándose a actividades públicas, las mujeres siguen cargando con el trabajo doméstico y de cuidados, lo que se traduce en dobles jornadas laborales.

    • Kelly Johanna Villegas Gómez

      Miembro
      abril 10, 2024 at 9:35 pm

      Es importante entender que lo hemos normalizado, hemos generado sin que querer desde nuestro hogares una diferencia marcada entre los hombres y la mujeres desde el mismo nacimiento y dentro de la educación que les impartimos, sin querer estamos reforzando el patriarcado.

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:28 pm

      Patricia, muchas gracias por tu valioso aporte.

  • Susana Ipuana

    Miembro
    abril 10, 2024 at 8:18 pm

    Buenas noches<div>

    Los espacios de la mujer, se ha logrado poco a poco, puedo expresar que nosotras las mujeres en la actualidad, tenemos más participación en las empresas, ya sean privadas o públicas, o porque nos vean más productivas que los hombres, pero aún nos falta, porque somos vulnerables, estamos rodeadas de hombres machista y prepotentes. Y desde mi vida laboral, yo observo está división más participación de la mujer, pero con el agravante o barreras para acceder a ciertos puestos de trabajo o acceder salarios justos en comparación con los colegas masculinos, sin dejar atrás, el hecho de estar expuestas a explotación y acosos labores y sexuales, así exista la protección de ley acoso laboral y sexual. Por lo tanto considero que es fundamental promover la igualdad de género, en todo los aspectos de la sociedad para superar ésta barrera.

    Muchas gracias

    </div>

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:30 pm

      Gracias Susana por tu aporte. Para complementar tu aporte, ONU Mujeres tiene una visión sobre el empoderamiento económico que se sustenta en tres criterios básicos y que se arraigan firmemente en la realización de los derechos económicos de las mujeres, que se relacionan con lo que mencionas: transformación, participación e impacto. Las mujeres han de poder transformar sus propias vidas así como sus comunidades y sociedades y los mercados o actividades económicas en las que participan; han de poder participar en los procesos y espacios que afectan su independencia económica (mercado laboral, mercados de productos y servicios y los eslabonamientos globales de dichos mercados); y han de poder tener impacto dentro de sus hogares, en la comunidad y sobre la legislación y políticas (incluyendo los presupuestos públicos) que afectan su autonomía económica.

  • Zulay Liceth Duran Tarazona

    Miembro
    abril 10, 2024 at 8:30 pm

    Buenas tardes,

    en mi actual trabajo no he visto diferencias ni desigualdad entre mujeres y hombres, pero si estuve en un trabajo donde el hombre tenia mejor sueldo y mejores condiciones como oficina propia y vehículo dado por la empresa, en cambio la ingeniera que tenia los mismos estudios tenia unas condiciones precarias respecto a su puesto y salario

    • Maria Catalina Corredor Martinez

      Miembro
      abril 15, 2024 at 4:34 pm

      Hola Zulay, muchas gracias por compartirnos tu experiencia.

      Para complementar, una nota estadística reciente publicada por el DANE en alianza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela las cifras de la desigualdad en materia de ingresos y salarios que devengaron hombres y mujeres en el país en 2021. ¿Cuál es el balance?

      Para 2021, la fuerza de trabajo femenina en Colombia fue de 9,7 millones de mujeres, de las cuales más de 7,9 millones estaban ocupadas y cerca de 1,7 millones, desocupadas. La tasa de desempleo (desocupación) de las mujeres fue del 17,5%, 6,2 puntos porcentuales por encima de los hombres (11,3%), aún muy superior a los niveles prepandemia, que ya eran considerados como rezagados.

      Del grupo de mujeres ocupadas en Colombia, la nota revela que ellas ganaron 6,3% menos que los hombres en 2021 (promedio mensual). Las mayores brechas de ingresos mensuales promedio se vieron reflejadas en mujeres con bajos niveles educativos, rurales, viudas, entre los 45 y 54 años, con autorreconocimiento étnico como negro/a, mulato/a, afrodescendiente o afrocolombiano/a y que vivían en hogares con presencia de menores de 18 años, partiendo de los datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares.

Page 1 of 3

Log in to reply.

Inicio del foro
0 of 0 Respuestas June 2018
Ahora
Escanea el código
Chat de soporte Redal👋
Estamos para servirte. En qué podemos ayudarte?