• María Alejandra Aguilera Blanco

    Miembro
    abril 3, 2024 at 8:35 am

    Cordial saludo, estimadas y estimados participantes. Es un gusto para nosotras acompañarles en su proceso formativo. Nos presentamos, somos María Alejandra Aguilera y María Catalina Corredor orgullosamente abogadas al servicio del pueblo y estaremos acompañándoles en ésta apuesta formativa.

    Los foros buscan tener la posibilidad de dialogar y discutir respecto de un tema especifico a través de una pregunta orientadora.

    Para el presente foro les pedimos primero visualizar el siguiente video de Alejandra Guzmán:

    https://www.youtube.com/watch?v=bJ7WnZXi_Lk

    Posteriormente, les solicitamos contestar en este foro la pregunta: ¿Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?


    Muchas gracias, quedamos atentas a lo que puedan necesitar.

    María Alejandra y Catalina Corredor.

    • Stella Peñaranda

      Miembro
      abril 10, 2024 at 7:51 pm

      ¿Cómo observa se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo?

      La división sexual del trabajo se manifiesta en la vida cotidiana a través de roles tradicionales asignados a hombres y mujeres. Esto incluye responsabilidades domésticas, cuidado de los niños y personas mayores, así como la elección de carreras profesionales y roles de liderazgo.

      En esta división sexual del trabajo considero muy importante el papel de el patriarcado, que desde hace muchos años nos ha invisibilizado y ha rotulado en algunas actividades que solo nosotras ejecutamos y si no lo hacemos somos para algunos, malas mujeres.

      Esta división puede limitar las oportunidades de las mujeres y perpetuar desigualdades en el acceso al trabajo remunerado y al poder económico y político.

      Por ejemplo, yo me veo afectada por expectativas sociales en mi rol familiar y en el trabajo, ya que ejecuto sola la mayor parte de las actividades domésticas a pesar de también trabajar en una empresa , lo que hace que me quede muy poco tiempo para mis actividades de ocio y demás.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 7:41 pm

      Nos alegra leerte Stella.

      Muchas gracias por participar en este foro, efectivamente creemos que las mujeres actualmente tenemos que soportar con dos cargas, las del trabajo doméstico y las del laboral, en ese sentido, eso termina ocasionando que las mujeres tenga más limitado sus tiempos para participar en otros escenarios de carácter político y público. Esperamos en este curso poder cambiar esas situaciones o al menos profundizar en dichas discusiones.

    • Alvis Arley Romero Perez

      Miembro
      abril 10, 2024 at 9:32 pm

      Buena noche, Compañeras y compañeros

      La sociedad y la cultura ha estado marcada por el machismo, aunque en la última década se ha trabajado en fortalecer la igualdad de género, resaltando la capacidad de las mujeres, durante mi etapa profesional he tenido como cultura que en mi grupo de trabajo exista más mujeres que hombres, porque sus capacidades de interpretar y analizar son bastantes altas, basadas más en detalle y no superficial, por esta razón hoy como hombres debemos reconocer la importancia de la mujer es nuestra sociedad y si lo escalamos a lo personal, la mujer es el eje principal de la vida, gracias a ellas hoy tenemos una vida.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 14, 2024 at 6:40 pm

      Nos alegra leerte Alvis, coincidimos completamente contigo que es fundamental seguir avanzando en las discusiones que le dan un papel protagónico a la mujer y salda la deuda histórica que ha tratado de invisibilizar su participación o logros y ha querido relegarla a ciertas labores.

      ¡Agradecemos tu participación en este foro!

    • Juan Carlos Solano Guillén

      Miembro
      abril 24, 2024 at 2:25 pm

      ALIENACIÓN DE UNA ESTRUCTURA LLAMADA PATRIARCADO

      Cada día aprendo más, no había contemplado el patriarcado como un sistema, como el sistema, hasta hoy que se me da la oportunidad de tener una visión diferente de lo que se creía un algo normal incluso dictando por la selección natural donde los hombres por su fuerza y supuesta mayor inteligencia tomaban las decisiones en el hogar, la comunidad y el país.

      El algún artículo leí que el cuerpo de la mujer negra en la época de la colonia, era aparte de ser mercancía era también motivo de presión social, pues la mujer era doblemente explotada en su parte sexual, en su fuerza de trabajo y también como elemento de multiplicación de la fuerza laboral al verse obligada a tener relaciones sexuales con el objetivo de obtener mano de obra a través de multiplicar el número de nuevos esclavos, muchas veces con sus propios hijos, por tener estos características de porte y fuerza.

      Otra característica de esta alienación que no es un elemento claro de percibir pero que hago uno con mi comentario anterior, es la mujer y su cuerpo como elemento la fuerza de trabajo de la mujer como valor de uso y cambio, sería imposible determinar sin estudios profundos en andamiaje que se presenta cuando las estructuras económicas, presentan a la mujer como beneficiaria de el producto de trabajo de su pareja desconocido que en estas condiciones el mismo tiempo invertido en el cuidado de la pareja, cómo permitir un buen descanso en una cama limpia, comida caliente, ropa limpia, incluso el que la pareja esté lista a tiempo y con su mente despejada, para afrontar turno o jornadas de trabajo extensas y cuando regresa la atención de este para una preparación a una nueva jornada de trabajo, este sin fin en la vida de las mujeres, que se convierten en empleadas sin sueldo de grandes multinacionales, pues después de todo el trabajo y tiempo de atención, son también, psicología, terapistas, punto de apoyo emocional y apoyo a la catarsis que hacer hijos, padres, esposos hermanos y amigos del proceso de desahogo que se hace de la misma precisión que se ejerce en estas grandes multinacionales o incluso pequeñas empresas, para llegar renovados a tomar sus puestos de trabajo este trabajo en muchas ocasiones duran toda una vida y es el mismo tiempo que sus apoyos emocionales están ahí sin recibir salario, reconociento y mucho menos una pensión por este trabajo de tiempo completo de toda una vida.

      El despertar y el poder superar esta estructura llamada patriarcado en la que también tiene sus bases el machismo y otras estructuras como la base de el capitalismo que se aprovecha de las circunstancias, como la falta de educación, el género, la ruralidad y la pobreza para sobre explotar a la mujer no solo en su cuerpo sino también en su mente y en su alma.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      mayo 5, 2024 at 2:29 pm

      ¡Muchas gracias por tu aporte Juan Carlos!

      Nos gustó mucho el análisis que hiciste respecto al video.

      Ya que tocaste el tema de la opresión y violencias que vivieron las mujeres negras en la época colonial, te recomendamos que puedas echarle un vistazo al libro de Angela Davis ”Mujeres, Raza y Clase”, es excelente para entender que incluso las mujeres negras han sufrido explotaciones diferentes a las de la mujer blanca y a partir de ello, sus formas de resistencia también han sido analizadas y vividas desde otras aristas.

  • Faisuly Roys Palmezano

    Miembro
    abril 6, 2024 at 7:04 pm

    Vivo en un territorio muy marcado por el machismo, crecí en un hogar donde la división sexual del trabajo es bien definida, las mujeres atienden la casa y los hombres trabajan, asi crecí creyendo que eso era lo correcto. Cuando estudié comprendí que no me quería quedar en casa que necesitaba ser independiente y trabajar, tener oportunidades y lo he logrado, pero el camino no ha sido fácil porque ahora trabajo y aun así me toca atender las actividades del hogar.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 14, 2024 at 6:45 pm

      Nos alegra leerte Faisuly, efectivamente, el hogar y la familia suelen ser los primeros espacios donde observamos como se materializa la división sexual del trabajo, lo cual también permite normalizar que se establezcan roles donde las mujeres quedamos relegadas a las labores domésticas y los hombres a otras tareas relacionadas con el mundo público. Nos alegra saber que eres una mujer que ha logrado romper con esos estereotipos que se nos han impuesto desde pequeñas y aunque haya sido difícil, estés siendo también una lideresa y agende de transformación.

      Muchas gracias por tu participación en este foro.

  • Carlos Alberto Caldas Zárate

    Miembro
    abril 8, 2024 at 1:41 pm

    Hemos sido educados en una sociedad machista dentro de un modelo patriarcal. Muchas veces he visto como las mismas mujeres reproducen el modelo, se encargan de transmitir esa “formación”: los hombres son los proveedores y se les permite todo… las mujeres son para criar hijos y mantener el hogar…

    Afortunadamente el avance de la sociedad en cuanto a derechos, conquistados por las mismas mujeres, permite señalar que hay posibilidades de cambio, que es difícil pero posible cambiar estereotipos, costumbres, formas de vida.

    Hoy también se plantea, no solo hablar de feminismo, sino de “nuevas masculinidades”… un tema un poco desconocido pero que puede contribuir al desarrollo de una sociedad más igualitaria y equilibrada.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 14, 2024 at 6:48 pm

      Nos alegra leerte Carlos.

      Efectivamente el trabajo de deconstruirnos y romper con los estereotipos de género y por ende con la división sexual del trabajo, es una responsabilidad tanto de hombres como de mujeres. Fundamental poder profundizar en la propuesta de nuevas masculinidades y esperamos poder abordarlo en este curso.

      ¡Muchas gracias por tu participación!

  • Claudia Patricia Blanco Rada

    Miembro
    abril 8, 2024 at 5:44 pm

    Saludo sororo compañeras y compañeros.

    Si observamos nuestro entorno vemos la división sexual del trabajo desde cosas insignificantes que consideramos indefensas como los juguetes que compramos a niñas y a niños porque si los niños juegan con las tazas de té se les disminuye la testosterona o si la niña juega con un balón le faltan estrógenos, así vamos creciendo escuchando que los niños no pueden ayudar en las tareas domésticas porque para eso están las mujeres o que las niñas no deben estudiar porque mejor se consiguen un hombre que las mantenga, ni hablar de los trabajos remunerados donde laboran hombres y mujeres en áreas de escaso personal femenino. En mi caso cuando ingresé al mercado laboral de ferrocarril era recurrente escuchar: “las mujeres son para estar en la casa, atendiendo al marido”, “este trabajo es muy pesado para una mujer”, etc, pero aún así cuando las mujeres nos proponemos algo lo logramos, demostrando que finalmente hombres y mujeres debemos tener igual acceso a las oportunidades, a los derechos laborales y a la remuneración por nuestro trabajo.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 14, 2024 at 7:10 pm

      Nos alegra leerte Claudia.

      Coincidimos contigo, es necesario que desde nuestros hogares construyamos una crianza que no siga reproduciendo roles y estereotipos de género que a largo plazo terminan limitando las oportunidades de las mujeres, aunque es importante reconocer que muchas mujeres a pesar de lo anterior han logrado romper con estas situaciones y forjarse así misma como lideresas y trabajadoras ejemplares.

      Muchas gracias por participar en este foro.

  • Ingrid Genith Sierra Ramos

    Miembro
    abril 9, 2024 at 1:19 pm

    Buenas tardes tutoras y compañeros

    Cómo observa que se manifiesta en su vida la división sexual del trabajo

    Los miembros de la familia para sobrellevar la
    crisis económica debieron aumentar el
    trabajo remunerado y con ello el trabajo laboral de las mujeres . Lo que ha
    implicado que los roles dentro de la pareja dejen de estar definidos de forma
    rígida por la división sexual del trabajo, es decir, entre lo público y
    privado, esto en cierta medida ha permitido la generalización de estos hogares
    con doble proveedor, caracterizados por contar con ambos cónyuges dentro del
    mercado de trabajo, en el cual cada uno aporta ingresos para el sostenimiento
    económico del hogar. Actualmente, este se presenta como el modelo más deseable de acuerdo con la igualdad
    y equidad de género que se ha dado, en parte, debido a esta inserción laboral
    femenina la cual ha permitido también, en algunos casos, el empoderamiento de
    la mujer para la negociación de los roles de pareja. Sin embargo, pese a que se
    cree que se ha logrado romper una gran brecha sobre la desigualdad de género
    aún se reproduce la división sexual del trabajo en muchos aspectos de la vida
    cotidiana, pública y privada, en la cual la distribución de las tareas sigue
    funcionando con base en el mismo modelo tradicional Por tal razón, pese a que
    la mujer ha logrado una mayor participación en el mercado laboral, ellas son
    las que asumen la mayor carga del trabajo doméstico y de cuidado, teniendo
    consigo una doble jornada de trabajo, tanto del trabajo remunerado como en el
    hogar. Lo que implica que, si bien se ha dado una redefinición del papel social
    de las mujeres en el ámbito público, aun no se ha dado en el ámbito privado. Es
    decir, si bien la promesa de que una mayor educación y acceso al trabajo
    remunerado les brindaría a ellas independencia económica y, con esto, la
    posibilidad de emancipación de los roles de género que la ataban a las
    obligaciones del hogar, esta expectativa se ha quedado corta y ha generado una
    “revolución estancada” para las mujeres, puesto que todavía no se ha visto
    reflejada en un cambio radical de tipo cultural dentro de la distribución de
    las tareas del hogar, la cual desnaturalice la asociación de la figura femenina
    y de mujer al trabajo doméstico y de cuidado

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 1:25 pm

      Nos alegra leerte Ingrid. Resaltamos una frase de tu respuesta: ”Lo que implica que, si bien se ha dado una redefinición del papel social de las mujeres en el ámbito público, aun no se ha dado en el ámbito privado”. Nos parece fundamental tu comentario, ya que entender las violencias y desigualdades que vivimos las mujeres a diario implica también hacer un análisis introspectivo respecto a cómo manejamos nuestras relaciones amorosas, familiares e incluso de amigos, y esta partecita es difícil porque implica abordar dimensiones personales que algunas personas aún no están dispuestas a profundizar. Sin embargo, hay que seguir insistiendo que el discurso de equidad de género tiene que trastocar tanto las esferas públicas como privadas de cada uno/a de nosotros/as.

      Muchas gracias por tu participación.

  • Anita del Socorro Rivera Revelo

    Miembro
    abril 9, 2024 at 10:14 pm
    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 1:32 pm

      Muchas gracias por tu participación Anita, e igualmente por compartirnos esa hermosa fotografía de tus hijos.

      Como tú mencionabas es importante rescatar el papel histórico que las mujeres han tenido en la construcción de una nueva sociedad (tanto en los espacios privados como públicos) ya que a muchas se les han invisibilizados sus aportes.

  • Andrea Giron Gomez

    Miembro
    abril 10, 2024 at 3:05 pm

    Para responder la pregunta es necesario hablar un poco de mi contexto personal ya que es la manera en la que he entendido las cosas, en mi familia está mi mamá, mi papá (fallecido), 3 hermanas y 2 hermanos, recuerdo que cuando mi papá vivía era el hombre proveedor y mi mamá era la encargada del hogar y de la reproducción, ya que mi papá quería tener un hijo hombre (que fue el quinto hijo), adicional como lo menciona Adriana en el video, se notaba esta división ya que mi papá tenía trabajo, vida social, amigos y demás, recuerdo una vez que mi mamá salió con una prima y se armó una guerra en la casa con mi papá cuando ella llegó debido a que no estaba “cumpliendo sus funciones”.

    Creo que desde el entorno familiar colombiano se tiene una clara concepción de que las funciones de la mujer así tenga un trabajo remunerado son de cuidadora de su hogar y de reproductora en la mayoría de los casos, y adicional debe ser la encargada de las labores del hogar de ella y de todos los integrantes de su núcleo familiar.

    Opino que desde mi experiencia personal, ver esa experiencia de mi mamá de lo que vivió, de que mi papá era el que más comía, de que era el que tenía una vida y que ella era la que siempre se quedaba callada, me ayudó a comprender lo que quería para mi vida y mi futuro, siento que por lo menos desde mi hogar se tiene una distribución equitativa y los dos somos un complemento, yo soy una mujer profesional e independiente.

    Sin embargo, esto se ve cada día todos los días, desde los comentarios en el trabajo de compañeros y compañeras, hasta comentarios de mandos mayores siendo mujeres que dicen que prefieren trabajar con hombres, que son menos conflictivos, y que no se pueden embarazar. Con comentarios así se entiende que sigue existiendo una barrera invisible para las mujeres que hace que se tenga primero una división y segundo un esfuerzo mucho más grande por conseguir oportunidades, además del hecho de que por ser mujer la sociedad le exige que demuestre porqué merece estar ahí y siempre se le juzga pensando que no tiene méritos o que consiguió las cosas a través de favores sexuales o brindando otro tipo de servicios adicionales. Nunca he visto que a un hombre lo cuestionen tanto en ningún cargo ni le toque demostrar tanto que se merece estar ahí como a una mujer.

    En conclusión, me sentí identificada con muchas de las cosas mencionadas en el video y siento que con cada factor como la ruralidad o el no acceso a la educación se va haciendo más grande el problema y aunque hay muchas cosas que han mejorado, el problema sigue existiendo y es muy real y es importante educarnos para entenderlo, aprender su historia y buscar que no se repita.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 7:48 pm

      Muchas gracias Andrea por compartirnos tu experiencia este foro.

      Creo que de las cosas más importantes que hemos hecho nosotras como mujeres es permitirnos, por más doloroso que sea, analizar nuestros contextos familiares y personas ya no solamente para identificar que lo que nos sucede no es simple casualidad o es algo natural, sino que efectivamente responde a un sistema que pretende justificar las desigualdades que vivimos las mujeres.

  • Daniela Andrea Soto Reyes

    Miembro
    abril 10, 2024 at 4:38 pm

    La división sexual del trabajo se manifiesta en la vida de las personas de diversas maneras, dependiendo del contexto social, cultural y económico en el que se encuentren. Aquí hay algunas formas comunes en las que puede manifestarse:

    1. Reparto desigual de responsabilidades domésticas y de cuidado: En muchos hogares, las mujeres siguen asumiendo la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidado, como cocinar, limpiar, cuidar a los niños, entre otros, mientras que los hombres participan en menor medida en estas tareas.

    2. Brecha salarial: En muchos lugares del mundo, las mujeres suelen ganar menos que los hombres por realizar el mismo trabajo o trabajos de igual valor. Esto refleja una división del trabajo en la que se valora menos el trabajo realizado por mujeres.

    3. Condiciones laborales: Las mujeres pueden enfrentar discriminación en el ámbito laboral, con menos oportunidades de ascenso, acceso a puestos de liderazgo o a ciertos sectores de trabajo, lo que refleja una división del trabajo basada en estereotipos de género.

    4. Expectativas sociales: A menudo, se espera que las mujeres asuman roles tradicionales de género, como ser las principales cuidadoras de la familia o renunciar a sus carreras profesionales para priorizar el cuidado de los hijos, lo que refuerza la división del trabajo.

    5. Representación en diferentes industrias o campos: Aunque ha habido avances, todavía existen sectores laborales dominados por hombres o mujeres, lo que refleja una división del trabajo basada en estereotipos de género.

    La división sexual del trabajo es un fenómeno complejo y multifacético que persiste en muchos aspectos de la vida cotidiana y que puede tener profundas implicaciones en la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

    Citas: Organización Internacional del Trabajo. (s. f.). Género y trabajo decente. Recuperado de https://www.ilo.org. Banco Mundial. (s. f.). Género y desarrollo. Recuperado de https://www.worldbank.org. Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI). (s. f.). Género y agricultura. Recuperado de https://www.ifpri.org. Plan International. (s. f.). Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. Recuperado de https://plan-international.org.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 7:51 pm

      Muchas gracias Andrea por tu completo análisis sobre la pregunta.

      Rescatamos sobre todo la conclusión que realizas cuando afirmas que la división sexual del trabajo es un fenómeno multifacético que se extiende a todos los aspectos de la vida de las mujeres, por eso es tan importante que estos temas relacionados con el género atraviesen no solo nuestra inclusión y participación en espacios políticos sino cómo desarrollamos cada uno de nosotros y nosotras nuestras relaciones interpersonales.

  • Claudia Patricia Olaya Merchán

    Miembro
    abril 10, 2024 at 4:49 pm

    En lo mal llamado familias tradicionales se educaba dando mayor importancia y relevancia a los hombres, incluso permitiendo el acceso a estudiar solo para los hombres y lo único que podían aprender las mujeres era los quehaceres del hogar.

    De esta forma fueron criados mis tíos, tías y padres, razón por la cual el estudio era para los hombres y las labores domésticas, de cuidados y quehaceres del hogar para las mujeres, dentro de mi familia hay mujeres mayores que nunca tuvieron acceso al estudio solo por ser mujeres.

    Afortunadamente poco a poco se ha venido dando relevancia a la importancia de la educación en las mujeres y ha conllevado a que las mujeres de las generaciones posteriores podamos acceder a la educación, ha sido una tarea dura por que aun persiste que la encargada del hogar es la mujer duplicando el trabajo de la mujer fuera y dentro del hogar.

    Igualmente, en el entorno laboral he observado que las mismas mujeres (compañeras) valorizan mas el trabajo de los hombres que el de las mujeres, dando más relevancia a los compañeros o directivos cuando son hombres y menospreciando la mujer cuando ha llegado a un cargo directivo (lo veo en mi empresa) muchas mujeres aún tienen el pensamiento machista y tradicional creando barreras para las mismas mujeres.

    Me he identificado con este módulo, dándome ánimo para continuar con una lucha difícil pero no imposible, para conllevar a las mujeres a recibir lo que realmente merecemos.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:03 pm
      • Muchas gracias por tu participación Claudia y por compartir tu experiencia. Efectivamente esperamos que este módulo sirva como impulso para fortalecer los procesos colectivos e internos para seguir impulsando la reflexión y la deconstrucción de todos los espacios que habitamos.
  • Angela Maria Lopez Botero

    Miembro
    abril 10, 2024 at 6:10 pm

    Aunque actualmente hay muchas condiciones que han cambiado de forma muy positiva para la mujer, que igual se considera aún minoría por la clasificación de derechos por su simple condición de fémina, lidiamos con otras situaciones que nos ponen en vulnerabilidad constante; condición sexual, si somos madres o no, si tenemos un hogar o no, un buen empleo o no, posición económica suficiente o no. No son solamente el sistema, o la industria, o la sociedad, incluso nosotras mismas que no levantamos nuestros cuerpos ni voz para salirnos del molde. El entorno en Colombia ha tomado rumbos muy positivos para las mujeres, pero las brechas de salario que impiden autonomía económica, el poco acceso a formación profesional que implicaría apertura a otra gama de posibilidades laborales y de relacionamiento social y hasta política, nos siguen dejando en desventajas propias del liderazgo masculino en diferentes ámbitos.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:09 pm

      Muchas gracias por tu participación Ángela. Efectivamente a las mujeres se nos cuestiona cualquier decisión que decidimos tomar sobre nuestros cuerpos y vidas, las cuales terminan en muchas ocasiones limitándonos o haciéndonos alejar de algunos espacios donde esperábamos impulsar nuestros liderazgos. Esperamos que este curso sirva para dar herramientas en torno al fortalecimiento de los procesos colectivos y su deconstrucción, para que no existan más límites para nosotras a la hora de participar y elegir.

  • Annies Aracelys Amaya Rodriguez

    Miembro
    abril 10, 2024 at 7:56 pm

    Buenas noches para todos y todas…

    vivo en una región donde el machismo y el patriarcado hace parte de la historia y costumbres locales, es algo que se vivió desde nuestros abuelos su principal característica consiste en que los varones se creen superiores sobre las mujeres y ello conlleva muchísimos niveles de discriminación, no solo contra las mujeres, sino contra todo lo que fuese diferente al macho tradicional. Hoy en día aunque las mujeres somos proveedoras de nuestros hogares, además de nuestro trabajo al llegar a casa realizamos el trabajo (no remunerado) del hogar sin recibir ayuda de nuestras parejas, y seguimos siendo humilladas y discriminadas por el machismo y muchas mujeres de nuestra región lo ven normal por el tema de las costumbre sin identificar que son forma de violencia las que recibimos.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:12 pm

      Gracias por participar Annies.

      Coincidimos en señalar que la discusión sobre los asuntos de género tiene que ver sobre todo con un tema cultural que debe atravesar una transformaciones desde los núcleos familiares.

  • César Mauricio Bernal Díaz

    Miembro
    abril 10, 2024 at 8:25 pm

    La división sexual en el trabajo se manifiesta en mi vida exactamente desde las enseñanzas inintencionales de mis abuelos, de mis padres, bueno e intencional del entorno, del sistema, de los gobiernos en fin…

    Pienso que sobretodo en nuestro país y continente podría decir, es más grave la situación obviamente.

    Ahora bien, en el recorrido de inicio de este primer modulo del curso, les puedo compartir que a partir de una ligera introspección, se despierta en mi, una sensación de tristeza y de culpa, necesaria, porque aunque me lleva igualmente a una confusión, siento que son muy esperanzadoras estas sensaciones, ya que seguidamente me despierta la necesidad de continuar en la lucha y de ser parte más activa.

    Necesitamos estos repasos porque nuestra cotidianidad nos invita siempre a olvidar la importancia de todo lo que se requiere frente a esa desigualdad injusta y dañina a lo largo de todos los tiempos y además de lo que se viene desarrollando al respecto.

    Muchas gracias y espero continuar con el conocimiento en el curso.

    Adjunto envío imagen con mujeres valientes y atrevidas; se trata solo de valorar y reconocer alegremente lo que pueden llegar a lograr ✨

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:15 pm

      Muchas gracias por tu participación César.

      Esperamos que este curso otorgue herramientas para fortalecer sus procesos colectivos, sus sindicatos y sobre todo, para que cada uno de ustedes pueda seguir profundizando en análisis internos que les permita seguir deconstruyéndose.

  • Carmen Galena Bermudez Amaya

    Miembro
    abril 10, 2024 at 8:44 pm

    En la minería que es el medio laboral en el cual me he desarrollado, la división sexual en el trabajo se manifiesta de manera exponencial, ya que en su mayoría los empleados son hombres debido al trabajo que en este medio se realiza, sin embargo en la actualidad la mujer ha ido incursionando en el medio y hoy somos un grupo de bastante grande, realizando las mismas labores, y al mismo tiempo siendo amas de casas, esposas, mamás, mujeres cabezas de familia y llevando a cuesta la responsabilidad de los quehaceres del hogar, teniendo poco tiempo para su desarrollo personal, profesional y tiempo de esparcimiento.

    Att.

    Carmen Bermúdez

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:18 pm

      Gracias por tu participación Carmen. Creemos que justamente esa apertura de posibilidades que ha permitido que las mujeres incursionemos en trabajos que anteriormente no se nos permitía, ha sido gracias a la lucha política y discusiones que nos hemos dado las mujeres ante nuestros empleadores, sindicatos, familias y demás escenarios o círculos sociales.

  • Jacqueline Pabon Mendoza

    Miembro
    abril 10, 2024 at 10:49 pm

    buena noche compañeros.

    como se pudo observar ,la división sexual es como se distribuyen las cargas y responsabilidades tanto en el hogar como en el trabajo entre hombres y mujeres.la diferencias en ocupaciones por un genero. como se observa en las brechas salariales en donde se realizan trabajos similares. y en las oportunidades de ascenso laboral.

    Como también lo evidenciamos en la vida cotidiana de familia y en los diferentes escenarios sociales.

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:20 pm

      Muchas gracias Jacqueline por tu participación. Justamente tu comentario va en concordancia con otras compañeras que han escrito en este foro, ya que han descrito que la división sexual del trabajo es multifacética, es decir, aborda todos los espacios y escenarios donde las mujeres tenemos presencia. Por ello las discusiones sobre equidad de género deben ser interseccionales e ir desde nuestras familias hasta en nuestros trabajos y sindicatos.

  • Hidanora esther Perez Capuzano

    Miembro
    abril 10, 2024 at 11:38 pm

    buenas noches compañeras les envío un abrazo de sororidad.

    vivimos en ámbitos donde hemos naturalizado la explotación de la mujer comenzando por nuestras casas, colegios y en la comunidad; donde es mal visto rechazar el tipo de actividad que una mujer debería saber solo por que es una mujer como: cocinar, cuidar, lavar etc.. es denigrada y mal vista porque creen que son roles que nacen con el cuerpo de las mujeres.

    El patriarcado logro dividirnos en muchos sectores volviéndose mucho mas hostil cuando la pobreza la viven en su mayoría las mujeres afro e indígenas que esta demostrado que son los territorios que carecen de oportunidades(sanitarias, alimentarias, etc) sin contar que la mayoría de las mujeres trabaja de manera informal y así es muy difícil lograr tener un sistemas de salud y pensión efectivo.

    a veces reproducimos vocabulario y acciones que ayudan a seguir reproduciendo la discriminación de las mujeres; debemos cambiar el lenguaje y dejar de naturalizar los diferentes tipos de violencias.

    Hidanora Esther Perez Campuzano

    • María Alejandra Aguilera Blanco

      Miembro
      abril 15, 2024 at 8:23 pm

      Muchas gracias por tu participación Hidanora.

      Nos parece fundamental lo que señalas respecto al lenguaje, como dicen por ahí, lo que no se nombra no existe. En ese sentido, el lenguaje no solamente ha servido para señalar, culpar y denigrar a las mujeres; sino que ha permitido que nosotras, nuestra participación y liderazgos sean eliminados y omitidos de la historia.

Page 1 of 2

Log in to reply.

Inicio del foro
0 of 0 Respuestas June 2018
Ahora
Escanea el código
Chat de soporte Redal👋
Estamos para servirte. En qué podemos ayudarte?